Sentimiento 10

Eldorado Misiones 3:44 – 16-03-2017

 

Gruesas gotas de fria lluvia golpean insesantemente, incansablemente de lado, sobre las viejas chapas de cinc galvanizadas de la nueva y no tanto casa, hogar.

El aire se a enfriado un poco, levemente con embates del sur-oeste.

Rojas y no tan asi se han teñido los canales, al borde de la selva y no tanto. El agua comenzo a correr como escapandose de algo, de alguien quizas, o tal ves solo corre como siempre lo a echo en estas inertes madrugadas algun tiempo atras.

El viento en rafagas sigue arrojandome ideas, sigue arrojando gotas inclinadas de lado sobre este lugar. Siento que mi vista algo cansada, borrosa quizas, me traiciona de a ratos, algunos largos, otros cortos momentos de cegues.

Cuarenta y Seis años han trasncurrido desde aquel dia en el que fui arrancado de aquellos parajes no tan lejanos, de aquellos valles y ondonadas de verde misiones argentina, desde alla, del oeste, cuarenta y cinco kilometros que siempre ame, por una extaña razon siempre tuve sentimientos agradables con estos sitios, y años despues descubri porque, alli naci.

Hace tanto no vuelco mis lagrimas en estos viejas y amarillentas hojas de papel.

La luvia y el viento han fortalecido sus brazos como queriendome llevar consigo, aun no puedo querido viento, aun tengo ciertas cuestiones que terminar en este mundo, permiteme quedarme un tiempo mas, asi cumplo mis sueños quizas.

Algo brillo fuertemente al norte, algo azul electrico blanquesino, pero que es…, tal ves…, lo escuche, a sido un impetuoso rayo que descargo su furio en algun lugar al norte de aqui, seguramente a enegrecido la tierra quizas.

Atras en la penumbra de esta noche obscura un negro can a mostrado sus ojos brilando por un instante, me a observado, tambien al viejo limonnero, algo… si algo trepo sus ramas en la obscura noche sin dejarse ver, lo a olfateado e intenta llegar a el, pero que es…una comadreja quizas, no la puedo ver, aunque lo intente no puedo, pero se que alli esta, quizas…no, no se dejara ver como manto de neblina en noches sin luz.

Observo por largos instantes el vapor subir, lenta y sutilmente de aquella taza de te negro y algo de blanca leche, una vela encendida como tantas veces se a encendido, aun esta iluminando sobreiluminada. Alli esta sobre esta mesa no tan vieja de tosca madera que tantas madrugadas observo mis manos y esta pluma plasmar estos sentimientos, raros por cierto, quizas.

 

Algunos sentimientos veo pasar junto con el viento por debajo de la puerta de enfrente, esa puerta que tantas veces pase y tantos pasaron. Algunos volveran, otros no, quizas.

Solo con mi alma, el te negro y esta pequeña vela encendida que por momentos esta un poco lejos de mi, escribiendote lineas del corazon, pensando, viviendo, escuchando las frias gotas caer sobre este piso algo desgastado por el tiempo, o tal ves, no distingo bien, quizas sea nuevo, tal ves, tocare con mis manos su piel, ahora siento, es liso, algo rugoso, brillante quizas.

La tisana de negro te se a movido dentro de mi, lento y caliente con su peculiar gusto algo dulce.

Hay tantas cuestiones que n llego a comprender, sueños que quizas no vere, tal ves, quizas…

Hay tantas cuestiones que no llego a comprender, sueños que quizas no vere, tal ves, tal ves…no lo se, hay tanta confusion que no se distinguir la realidad que me rodea, no se descifrarla, algo alli se a movido nuevamente y no puedo verlo, pero lo siento, alli esta, estoy seguro pero… no lo puedo ver, quizas siga su camino, quizas se quede a leer estas lineas, tal ves, solo tal ves.

Por tercera ves a caminado sobre mis desnudos pies, blancos pies, ella, con su coraza amarronada brilante y algo grande, esta buscando algo pero parece que no lo encuentra, quizas pueda encontrarlo en algun otro rincon de la casa, si buscara alli tal ves, si, quizas.

Todo en derredor se siente extraño, solo el sonido del agua que aun corre cuesta abajo, solo palabras escritas borrosas, solo sueños lejanos sin poder tomarlos, solo una luz brilla ahora y de la pequeña vela encendida sobre la mesa ya casi nada queda, solo un tiempo mas querido viento e ire contigo, solo un poco mas.

La mesa, la vela y la tisana, solas han quedado en este lugar, en esta mesa en este lugar que vio muchas almas pasar, muchos levantaron su vos, algunos derramaron lagrimas y sueños, otros se abrazaron y muchos corazones se han manifestado.

Se a quedado sola conmigo, con el viento, los rayos de esta madrugada que sigue fria, con ellas que van y vienen de aqui para alla dando vueltas y vueltas buscando, aqui no esta, busquen en otro rincon que alli estara.

Mis ojos tienden a cerrarse lentamente ya, 4:35 y a mermado ya su majestuoso alo humedo que cayendo del cielo se mesclaba con la roja tierra que me vio nacer, quizas. Ella sigue buscando, yo soñando.

Quizas, tal ves, solo tal ves…

Alejandro Ariel Zuk – 03751 579248 – Eldorado Misiones Argentina

 

 

 

 

Anuncios